Inicio > Leyes laborales, Tribunales > Ojo con los términos para radicar una reclamación laboral

Ojo con los términos para radicar una reclamación laboral

13 de noviembre de 2011

Si usted está considerando interponer una querella o demanda por salarios, despido, discrimen o de cualquier índole laboral, actúe sin demora. El plazo para radicar una reclamación laboral varía según el tipo de reclamación. Algunos son sumamente cortos; otros son más extensos. Por ello, es siempre recomendable que consulte con un(a) abogado(a) sobre su reclamación tan pronto le sea posible.

A manera de referencia, éstos son algunos de los términos prescriptivos para interponer una reclamación laboral al amparo de la legislación local y federal:

DESPIDO INJUSTIFICADO: Usted tiene tres años a partir de la fecha en que se hizo efectivo su despido para demandar y solicitar mesada al amparo de la Ley Núm. 80 de 30 de mayo de 1976, según enmendada.

SALARIOS Y BENEFICIOS: El término para radicar una reclamación sobre salarios no devengados, paga extra por horas extras, vacaciones, licencias por enfermedad, días de descanso, bono anual o periodo para tomar alimentos es de tres años. Pero ojo: si el empleado continúa trabajando con el patrono, la reclamación sólo puede incluir los salarios y beneficios a que tuviese derecho el empleado, por cualquier concepto, durante los último tres años anteriores a la fecha en que se establezca la querella o demanda. Ahora, en el caso que el empleado hubiese cesado en su empleo con el patrono (por despido, renuncia o cualquier otra razón), la reclamación podrá incluir los últimos tres años anteriores a la fecha de su cesantía.

DISCRIMEN EN EL EMPLEO: El término prescriptivo para radicar una demanda en el tribunal por discrimen por razón de edad, raza, color, sexo (género), origen social o nacional, condición social, afiliación política, ideas políticas o religiosas, impedimento, embarazo o por ser víctima o ser percibida(o) como víctima de violencia doméstica, agresión sexual o acecho al amparo de la legislación puertorriqueña aplicable es de un año a partir de la fecha en que ocurrió el evento o conducta discriminatoria. Ahora, la presentación de una querella por discrimen en el empleo ante la Unidad Antidiscrimen del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos o la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, por sus siglas en inglés) interrumpe el período prescriptivo y el mismo comenzará nuevamente a decursar al darse por terminado los procedimientos ante la agencia.

De igual forma, el término prescriptivo de una acción por discrimen en el empleo al amparo de la legislación federal aplicable es de un año. Sin embargo, si desea radicar una demanda por discrimen en el empleo al amparo del Título VII de la Ley Federal de Derechos Civiles o de la Ley de Americanos con Discapacidad (ADA, por sus siglas en inglés), usted debe radicar un cargo o querella ante la EEOC no más de 300 días* luego de ocurrido el acto o conducta discriminatoria. De no radicar dicha querella dentro de ese término, no podrá entablar demanda en el tribunal al amparo de las referidas causas federales.

HOSTIGAMIENTO SEXUAL: El hostigamiento sexual es una modalidad de discrimen por género (sexo). Por lo mismo, el término prescriptivo de una acción por hostigamiento sexual es de un año. No obstante, si desea radicar una reclamación por hostigamiento sexual al amparo del Título VII, usted debe radicar un cargo o querella ante la EEOC no más de 300 días* de ocurrido el acto o conducta sexualmente hostil.

REPRESALIAS: Cualquier persona que alegue una violación a las disposiciones de la Ley de Represalias (Ley Núm. 115 del 20 de diciembre de 1991, según enmendada) puede instar una acción civil en contra del patrono dentro de tres años de la fecha en que ocurrió dicha violación y solicitar se le compense por los daños reales sufridos, las angustias mentales, la restitución en el empleo, los salarios dejados de devengar, beneficios y honorarios de abogado.

RECLAMACIONES DE DAÑOS POR CÓNYUGES O FAMILIARES: Cuando un(a) empleado(a) es víctima de discrimen, hostigamiento sexual o represalias o de alguna otra manera sufre algún daño es su empleo, tanto él o ella como su familia cercana sufre. Las reclamaciones por daños en contra de patronos por cónyuges o familiares de un(a) trabajador(a) son conocidas como reclamaciones contingentes y éstas se pueden presentar, generalmente, al amparo del artículo 1802 del Código Civil de Puerto Rico. El término prescriptivo de las reclamaciones contingentes presentadas al amparo del artículo 1802 del Código Civil es de un año a partir de que el cónyuge o familiar adviene en conocimiento de que su consorte o familiar ha sufrido algún daño del cual su patrono podría ser responsable. Este término no queda interrumpido al presentarse una querella ante la Unidad Antidiscrimen o la EEOC.  Serrano Rivera y Otros v. Foot Locker Retail, Inc., 2011 TSPR 134.

La lista anterior no es una lista exhaustiva. No pretender ser más que una guía informativa. Adicionalmente, la prescripción de un término o plazo para presentar una demanda o querella laboral depende de muchos factores tales como la naturaleza del daño, si se hizo alguna reclamación extrajudicial o querella que interrumpiera el mismo o si el empleado sigue trabajando o no para su patrono. Por todo lo anterior, es sumamente importante que consulte con un(a) abogado(a) sobre cualquier situación laboral que posiblemente sea causa para una demanda o querella a la brevedad posible y así poder salvaguardar sus derechos como empleado(a) o ex-empleado(a).

* Generalmente, una persona agraviada tiene 180 días de ocurrido el daño alegado para radicar un cargo o querella ante la EEOC. No obstante, debido al acuerdo de cooperación existente entre la Unidad Anti-discrimen del Departamento de Trabajo y Recursos Humanos de Puerto Rico y la EEOC, las personas en Puerto Rico tienen 300 días de ocurrido el daño alegado para radicar un cargo o querella al amparo de las leyes que administra la Comisión.

About these ads
%d personas les gusta esto: